martes, 6 de noviembre de 2012

El entendidillo que se pasó de listo

El otro día, en cierto lugar sobre la Tierra (concretamente en una sección de poesía) pude ser testigo de los hechos que ahora me dispongo a relataros. 
Fuera ya era de noche, y debía darme prisa. Qué sorpresa al encontrar allí, taponando la estantería, a un individuo de lo más peculiar. Sí, hasta aquel momento había creído que la enfermedad de los "moderno-pseudoentendidillos" se curaba con la edad. De eso nada. Ese hombre ya había superado los cincuenta tiempo atrás. ¿Y qué hacía exactamente, además de impedir que campase a mis anchas? Pues qué iba a hacer: intentar ligarse a la mujer de turno con su culta y magnética cháchara. Y yo allí en medio, con el "Teatro completo" de Oscar Wilde, haciendo bíceps. Todo lo que salió por aquella boca no lo recuerdo, pero sí dos Burradas con B mayúscula.  No dejaba de repetir "Kaiku"(deduje que se refería a los haikus, no que fuese una nueva especie de publicista). Kaiku no sé qué, kaiku no sé cuánto...
 Después se lució con una disertación sobre Rubén Darío (mi escritor de lengua hispana preferido, por cierto). Mis oídos percibieron una oración de lo más profunda, algo así como "Es que ves a Rubén Darío, tan feo y tan gordo, y dices uy, no" (no fueron sus palabras exactas, pero captáis el sentido, ¿verdad?) ¿¡Pero qué clase de barbaridad es ésa!? Y, sobre todo, ¿a quién se le puede ocurrir? ¿Os imagináis leer solo a los literatos atractivos físicamente? ... Pues eso. Al final, la pobre y atosigada mujer escogió un libro de Benedetti y se fue, con una sonrisa de distante cortesía.
Moraleja:
1) Ir de intelectual es muy fardón y todo eso, pero no todo el mundo puede hacerlo (aunque parezca que ahora, en la era de Internet y del gafapastismo exacerbado, esté al alcance de cualquiera)
2) ¡Hombres del mundo!, ligar hablando de poesía está muy bien (los que sabéis cómo quedáis como señores); pero, por favor, absteneos de decir burradas de cosecha propia y aseguraos de que tenéis unos conocimientos básicos ;)

4 comentarios:

  1. A ver si aprenden porque hay cada lerdo sueltoo...uff..Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que lo digas! Hay que espabilar!
      Un abrazo :D

      Eliminar
  2. Jajajaja. Y yo que pensaba que lo intelectual - falso y aparente, o real, ya no estaba de moda... xDD -. Bueno, al menos ha dado pie a una anécdota graciosa.

    Por cierto, ¿conoces a Leopoldo Lugones? Ya que te gusta Darío... ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues parece que sí que se lleva jaja.

      Un poco, no tan a fondo como a Darío =)
      Gracias por tus comentarios!

      Eliminar